Cómo alimentar a un Ratonero Bodeguero Andaluz

861

La alimentación del Bodeguero Andaluz es el pilar de su salud, un perro bien alimentado vivirá más y mejor que un perro alimentado con un pienso de baja calidad. Por eso, es fundamental saber cómo alimentar a un Ratonero Bodeguero Andaluz desde cachorro hasta anciano.

Desde BodegueroAndaluz.com te explicaremos cuales son los mejores alimentos para tu cachorro de Ratonero Bodeguero y para tu perro adulto, las cantidades recomendadas y sobre todo, la importancia de los nutrientes.

Imprescindibles a la hora de elegir un buen pienso

Prácticamente el noventa por ciento de los piensos para perro que podemos encontrar en tiendas o páginas online, son una porquería. Es tan mala su calidad que ni tan siquiera los nombramos para evitar reclamaciones.

Pero es increíble lo que hace la publicidad, capaz de hacernos creer que un pienso es de buena calidad cuando es prácticamente veneno, una sentencia a muerte para cualquier perro que se alimente con eso a medio o largo plazo.

perro bodeguero comiendo

Por ello, lo primero que debemos hacer a la hora de elegir un pienso de alta calidad para nuestro perro Bodeguero Andaluz es olvidarnos por completo de todas las marcas conocidas, anuncios publicitarios y sugerencias de amigos.

Debemos valorar y elegir un pienso bajo nuestros propios criterios, y para ello vamos a necesitar tener unos conocimientos básicos de nutrición, conocimientos que aprenderás ahora mismo, en apenas unos minutos.

La carne cómo primer ingrediente

Las etiquetas de los piensos para perros deben mostrar por ley en orden descendente los ingredientes de la composición, esto significa que los fabricantes están obligados a poner primero los ingredientes que estén en mayor cantidad.

Debemos buscar piensos cuyo primer ingrediente siempre sea cárnico, tal cómo carne de pollo, de ternera, de cordero, pescado, etc…. La carne fresca y la carne deshidratada son las mejores que podemos usar.

Sin embargo, si no especifica nada y simplemente pone “pollo” debemos desconfiar, pues pueden ser desechos, restos inservibles. También debemos evitar las “harinas de carne” o los “subproductos cárnicos” ya que apenas aportan valor nutritivo.

Cereales si, pero en su justa medida

Los cereales son una excelente fuente de carbohidratos para nuestros perros, pero en su justa medida. La mayoría de fabricantes de pienso incluyen una cantidad muy excesiva de cereales, que en la mayoría de los casos supera incluso al porcentaje de carne.

Debemos buscar un pienso que marque en su etiqueta el porcentaje de cereales que lleva, su etiqueta nunca debe comenzar por un cereal y debemos sumar el conjunto de cereales para saber el porcentaje real.

Si apreciamos algo cómo “Carne de pollo 30% Cebada 20% Maíz 15% etc…..” debemos huir de ese pienso, pues contiene más cereal que carne, algo que a nivel nutritivo es un asco. Esto se hace para abaratar costes de fabricación, sin tener en cuenta las necesidades nutritivas de los perros.

El mejor cereal que podemos encontrar cómo fuente de carbohidratos es el arroz, ya que es altamente digerible por el sistema digestivo del perro. Los peores cereales son el maíz y el trigo respectivamente.

Proteínas y grasas

Un alto nivel de proteínas en el pienso de nuestro perro no es malo, ya que el exceso lo desechan mediante la orina y las heces. Pero si encontramos algún pienso que no supere el cuarenta por ciento de proteínas de origen cárnico, sería ideal.

Lo mismo sucede con las grasas, hay piensos que aportan una cantidad excesiva de grasas que seguramente terminarán engordando a nuestro perro. Debemos buscar un pienso equilibrado, que contenga alrededor de un diez o quince por ciento de grasa cómo máximo.

Una triquiñuela muy utilizada por los fabricantes es especificar un alto indice de proteínas sin aclarar si son de origen vegetal o animal. Las proteínas de origen vegetal son de mala calidad, un perro necesita proteínas de origen animal.

¿Cuál es la mejor marca de pienso?

No existen marcas mejores y peores sino alimentos buenos y malos. Hay marcas que tienen alguna gama muy buena mientras que el resto son muy malas, de la misma forma que hay marcas con varias gamas buenas y alguna mala.

Si no sabemos diferenciar entre las buenas y las malas, estamos perdidos. Algunas marcas que a niveles generales ofrecen buena alimentación en sus productos son NFNatcane y Orijen.

pienso

El tamaño si importa

Hay que tener presente que un perro Ratonero Bodeguero Andaluz es un perro de raza pequeña, por lo que siempre y sin excepción, debemos comprar un pienso que esté diseñado para perros de raza pequeña.

El tamaño de las croquetas de esta clase de piensos está adaptado para la pequeña boca de nuestro perro, evitando que se atragante al tragar. Es primordial tener esto en cuenta para evitar accidentes.

Si nuestro perro es adulto, debemos alimentarlo con un pienso para perros adultos de raza pequeña, si es un perro anciano (a partir de los diez años) debemos elegir un pienso específico para perros senior.

Cada pienso está preparado para cubrir las necesidades de cada etapa de la vida del perro, por eso no debemos usar un pienso de cachorros en un perro mayor ni viceversa.

Cómo alimentar a un Ratonero cachorro

Los cachorros deben alimentarse de leche materna hasta que hayan cumplido los tres meses de vida más o menos, algunos se destetan un poco antes y otros un poco después, debemos dejar que lo hagan a su ritmo.

Una vez se han destetado, debemos buscar un buen pienso para cachorros de razas pequeñas, ya que están especialmente formulados para cubrir todas sus necesidades durante la etapa de crecimiento.

Los piensos para cachorros contienen más cantidad de calcio y fósforo para el desarrollo de la masa osea y de los músculos, los cuales también precisan de proteínas de alta calidad.

¿Cuantas veces debo dar de comer a mi ratonero?

En realidad depende mucho de la edad del perro, ya que conforme se van haciendo mayores podemos ir distanciando las tomas, incluso serán ellos quienes nos indiquen que no quieren comer a determinadas horas.

  • Cachorros: De tres a cuatro tomas al día, repartiendo su ración diaria entre esas tomas.
  • Perros de 1 a 10 años: Tres tomas diarias, repartidas en desayuno, comida y cena.
  • Perros ancianos de más de 10 años: Entre dos y tres tomas diarias, normalmente con dos se conforman pero si piden más, podemos darle tres sin problemas.

Lo más importante de todo es respetar siempre los horarios de las tomas, los perros son animales de costumbres y necesitan llevar una rutina.

También debemos respetar las cantidades de su ración, si el fabricante de pienso indica que debemos darle doscientos gramos al día, debemos repartirlos entre todas sus tomas sin excedernos.

Es un error muy común sobrealimentar a los perros pensando que les hacemos un favor, cuando en realidad perjudicamos su salud.